Comisiones Obreras de Cantabria

Comisiones Obreras de Cantabria
concentración 31 de mayo

jueves 2 de agosto de 2018

CCOO considera que la caída del paro es una "trampa numérica" y sigue ocultando el problema de la calidad del empleo

  • El descenso del paro en julio de 2018 es menor al de 2017 y sigue ocultando la estacionalidad y temporalidad en el empleo.
  • Crece la brecha de género en un mercado laboral cada vez más precario.

“Podemos apuntarnos al triunfalismo de los que se quedan en los porcentajes, o apostarle al realismo, señalar lo que ocultan las cifras y trabajar para frenar la precarización del mercado laboral”. Así de contundente ha sido hoy Laura Lombilla, secretaria de Empleo de Comisiones Obreras de Cantabria al valorar el descenso del paro en 2.031 personas en el mes de julio. Una cifra que pone a Cantabria a la cabeza de la caída del paro (-5,87%), pero que es peor que la de julio 2017, cuando 2.522 personas salieron de las listas del desempleo y el descenso respecto a junio de 2017 fue del 6,50%.
Para CCOO de Cantabria, el mercado laboral cántabro sigue dependiendo de la estacionalidad y del sector servicios y genera contratos de baja calidad. “Las autoridades se quedan con la idea del descenso del paro y se aferran a la trampa numérica porque les conviene, pero debemos ser cada día más contundentes en denunciar la caída de la calidad del empleo”, explica Lombilla, quien recuerda que “con el actual modelo productivo es imposible revertir la situación”. De hecho, los datos de julio de 2018 siguen confirmando la dependencia del sector servicios, en el que se ha registrado el 80,43% del total de los contratos celebrados. Eso explica porque el 93,88% de los contratos del mes son temporales. “Todo es Servicios y ese es el sector más precario, golpeado e inestable de la economía de Cantabria. Mientras, la Industria registra en julio un descenso del 8,59% en la contratación”.
CCOO recuerda que el último estudio sobre el mercado laboral en Cantabria revelaba como 2017 terminó con el 75,6% de los ocupados en el sector servicios (básicamente hostelería y comercio) y una temporalidad asfixiante (el 93,34% de los contratos registrados). “No sólo no se aprecian cambios a mejor, sino que las estadísticas han empeorado en estos siete meses”.
La caída del paro, además, está agrandando la brecha de género. En julio, ese abismo había crecido un 0,66% respecto al mes anterior, cuando de las 32.589 personas registradas en el paro un 56,06% correspondía a mujeres y un 43,94% a hombres. Una brecha en que en términos interanuales creció más: entre julio de 2018 y julio de 2017 esa diferencia ha crecido un 1,63% en contra de las mujeres. “El aumento de contrataciones temporales estivales en el sector servicios también favorece a los hombres lo que muestra un mercado con un claro sesgo de género”, concluye la secretaria de empleo de CCOO de Cantabria.

CCOO considera que la caída del paro es una "trampa numérica" y sigue ocultando el problema de la calidad del empleo

jueves 2 de agosto de 2018