Comisiones Obreras de Cantabria

Comisiones Obreras de Cantabria
cabecera foto asamblea delegados

lunes 9 de abril de 2018

El comité de empresa del Gobierno denuncia que los cambios en los Planes Hidráulicos encubren la intención de privatizar parte del servicio público

  • Los trabajadores convocan nuevas concentraciones en protesta por la negativa a negociar de la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos.
  • El Comité estudia denunciar al Ejecutivo por las violaciones a la libertad sindical y al convenio colectivo.

Decantador de Valdáliga

Decantador de Valdáliga

El Gobierno de Cantabria sigue apostando por reducir los Planes Hidráulicos de Cantabria a la mitad (de 22 a 11) y por mantener congelada una plantilla insuficiente y, además, ha cerrado las puertas a la negociación con el comité de empresa por lo que los trabajadores volverán a las movilizaciones. "Lo que se esconde detrás de esta maniobra es una privatización encubierta de parte del servicio porque, entre otras cosas, es imposible que con la plantilla actual podamos dar el servicio", denunciaba esta mañana en rueda de prensa Carmelo Renedo Sánchez, presidente del Comité de Empresa del Gobierno de Cantabria.

Los trabajadores creen que la falta de inversión en los planes y la negativa a ampliar la plantilla busca dejar en mano de los trabajadores públicos exclusivamente la potabilización del agua e ir privatizando el mantenimiento de las 22 plantas existentes en la región, así como de las acometidas de agua.

Arropado por todos los representantes sindicales, Renedo ha explicado que el Comité mantuvo una reunión el 14 de marzo con la vicepresidenta y responsable de Medio Ambiente, Eva Díaz Tezanos, el la que sólo recibieron un informe de lo gastado en los últimos 8 años en Planes Hidráulicos (el sistema de potabilizadoras que da servicio al 70% de la población cántabra). "Nada más, y desde entonces, la vicepresidenta no nos ha llamado para abrir la mesa de negociación que le hemos solicitado". Por eso, habrá asambleas de trabajadores a las puertas de la sede del Gobierno, en la calle Peña Herbosa de Santander, los próximos jueves 12, 19 y 26 de abril, coincidiendo con los consejos de Gobierno.

Además, el comité de empresa ha anunciado que estudia ya denunciar a la consejería por negar a los trabajadores, "por segunda vez y por escrito", el derecho a asistir a esas asambleas. "Esta es una violación a la ley de libertad sindical y al propio convenio colectivo. Es lamentable que una vicepresidenta que se llena la boca hablando de los derechos laborales coarte así la libertad sindical", se quejaba Carmelo Renedo.

El comité de empresa comenzó en febrero de este año las movilizaciones para exigir que este servicio público esencial sea reforzado y mejorado, pero el Gobierno ha desoído sus recomendaciones. Por eso, en estas semanas, también se han reunido con los grupos políticos con representación parlamentaria, "y todos se han comprometido a presentar proposiciones no de ley apoyando el servicio y reclamando las mejoras", ha explicado el presidente del Comité. "Luego veremos, en la discusión, qué tanta voluntad política real hay en este asunto".

Lo que siguen reclamando los trabajadores es una negociación sobre el presente del servicio de Planes Hidráulicos y sobre el futuro de los mismos. La situación real en este momento muestra falta personal, turnos que no se cumplen porque no hay plantilla para cubrir permisos, vacaciones, o bajas, inversiones pendientes en las estaciones y plantas, la gestión de la autovía del agua que se recuperó pero sin personal… Según denuncia el comité está en riesgo la seguridad y la salud de los 82 técnicos y 7 encargados del servicio y se puede estar jugando con la calidad del agua potable que consume el 70% de la población en el 67% de los municipios de Cantabria.
 

El comité de empresa del Gobierno denuncia que los cambios en los Planes Hidráulicos encubren la intención de privatizar parte del servicio público

lunes 9 de abril de 2018

Áreas temáticas relacionadas

Información - Noticias