Comisiones Obreras de Cantabria

Comisiones Obreras de Cantabria
concentración 31 de mayo

jueves 27 de septiembre de 2018

La Federación de Enseñanza de CCOO reclama un plan especial para las escuelas rurales de Cantabria

  • Un estudio del sindicato revela que el 47% de los docentes en escuelas rurales son interinos y eso desincentiva el desarrollo de planes a mediano y largo plazo.
  • Las escuelas rurales "necesitan de medidas de discriminación positiva" y que sean entendidas como el eje de la fijación de población y del desarrollo integral de la región.

“Si abandonamos la escuela rural, se acabó el mundo rural, y eso sería un desastre total”. Esto dijo Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, el pasado martes durante la apertura del curso escolar en Paracuelles (Hermandad de Campoo de Suso). Declaraciones políticas que, según Conchi Sánchez, la secretaria general de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras en Cantabria (FE-CCOO), son eso: declaraciones. “Los responsables políticos llevan años llenándose la boca señalando que la escuela rural es muy importante, pero la realidad nada tienen que ver con el titular”.
Sánchez ha hecho estas valoraciones esta mañana en Salamanca, donde participa en las jornadas estatales ‘La Escuela rural en el siglo XXI’, organizadas por la Federación de Enseñanza de CCOO. Allí, la FE-CCOO en Cantabria ha presentado las conclusiones de un estudio realizado sobre las escuelas rurales en Cantabria, en base a visitas y entrevistas a 15 de los 50 centros que existen en la región.
“La escuela rural en Cantabria es un microsistema reflejo de la realidad política de nuestras zonas rurales: falta de inversión, déficit de empleo, falta de oportunidades culturales, escasa participación de los representantes políticos, reminiscencias del caciquismo del pasado…”, ha explicado Sánchez.
El estudio muestra cómo en los 15 centros estudiados asisten 1.733 alumnos y alumnas y hay 195 docentes, de los que 93 son interinos, un 47%, muy por encima de la media regional (en torno al 30%). Estos centros forman parte de los programas de innovación educativa y cuentan con los servicios de comedor, transporte y actividades extraescolares. Sin embargo, los equipos  docentes señalan “la mala conexión digital y el carácter obsoleto de los equipos tecnológicos”.
La FE-CCOO considera que hace falta “un plan de estabilización del profesorado e incentivos para trabajar en las escuelas rurales para que se puedan desarrollar planes y programas de innovación a mediano y largo plazo con continuidad metodológica”.
La escuela rural, de hecho, retrocede en la región y en 2018 han cerrado dos centros: en La Población (Campoo de Yuso) y en San Roque (Oreña). Por eso, más allá de estas medidas “urgentes”, Conchi Sánchez reclama “un plan especial para mejorar el presente de las escuelas rurales y garantizar su futuro”. Para la FE-CCOO este plan es fundamental si se quiere evitar “el vaciamiento del entorno rural” y proporcionar una educación de calidad a las niñas y niños que deben ser “el futuro en y para el territorio”.

La Federación de Enseñanza de CCOO reclama un plan especial para las escuelas rurales de Cantabria

jueves 27 de septiembre de 2018

Áreas temáticas relacionadas

Información - Noticias